La hipertensión es una enfermedad silenciosa que puede ser mortal

Hasta la mitad de las personas que tiene hipertensión no lo saben, ya que no muestra signos ni síntomas. Por eso, se considera que la hipertensión es una enfermedad silenciosa y un problema de salud pública mundial. La única forma de saber si una persona tiene hipertensión es comprobar su presión arterial.

¿CUÁLES SON LAS ESTADÍSTICAS CLAVE DE LA HIPERTENSIÓN?

1.7

Mil millones

En todo el mundo, la hipertensión afecta a alrededor de 1,7 mil millones de personas. Se trata del principal riesgo de muerte en el mundo. La hipertensión en la responsable de 1 de cada 8 (12,8 %) muertes en el mundo.

de personas que tienen hipertensión no lo saben.

20 500

Muertes/día

Entre los hombres, la prevalencia es de aproximadamente el 30 %.

 

La prevalencia de la hipertensión es aproximadamente del 25 % entre las mujeres.

 

Entre los pacientes mayores de 60 años, la prevalencia aumenta al 50 %.

 

¿CÓMO PUEDE AFECTAR LA HIPERTENSIÓN AL ORGANISMO?

Cuando un paciente tiene hipertensión, el corazón debe trabajar más para garantizar el flujo de sangre por el cuerpo. Con el tiempo, dicha presión alta puede debilitar de forma gradual al corazón y dañar las paredes arteriales, lo que provocaría cambios en el flujo sanguíneo. Todas estas circunstancias provocan un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares (accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca e insuficiencia cardíaca). Otras partes del cuerpo como los riñones, extremidades y ojos también pueden verse afectadas.

Accidente cerebrovascular:

Se produce cuando el suministro de sangre del cerebro se interrumpe, lo que provoca una pérdida rápida de la función cerebral

Enfermedades cardíacas:

Enfermedad cardíaca coronaria: provocada por los depósitos de grasa de las principales arterias que abastecen al corazón, que se obstruyen

Ataque al corazón: cuando se bloquea el suministro de sangre al corazón

Insuficiencia renal:

Cuando los riñones se vuelven menos eficientes a la hora de eliminar las toxinas, los fluidos y residuos se acumulan

Pérdida de visión:

Cuando se producen daños en los vasos sanguíneos pequeños de la retina

Ateroesclerosis:

Cuando se estrechan los vasos sanguíneos, lo que puede provocar ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares

¿QUIÉNES SON LAS «MALAS INFLUENCIAS» DE LA HIPERTENSIÓN?

A veces, otras enfermedades pueden empeorar o afectar a una enfermedad primaria. A estas otras enfermedades se les conoce como enfermedades concomitantes. La hipertensión cuenta con sus propias «malas influencias», las principales son:

Hipercolesterolemia:

Cuando hay niveles altos de colesterol LDL en la sangre, lo que se asocia a un mayor riesgo de ateroesclerosis o enfermedad cardíaca coronaria.

Diabetes:

Se produce cuando las células del organismo no responden bien a la insulina, una hormona que controla los niveles de azúcar en la sangre. Como consecuencia, los niveles de azúcar aumentan. Los niveles altos de azúcar en la sangre durante un largo periodo de tiempo provocan complicaciones como accidentes cerebrovasculares, úlceras en los pies y daño ocular.

Arteriopatía coronaria:

Una limitación del flujo sanguíneo hacia el corazón provoca una falta de oxígeno para las células miocárdicas. Un síntoma habitual es dolor en el pecho, que suele producirse durante el ejercicio.

Enfermedad renal crónica:

Cuando durante un periodo de meses o años, los riñones no funcionan correctamente, lo que provoca complicaciones como enfermedades cardiovasculares, anemia o pericarditis.

HIPERTENSIÓN: UN PROBLEMA MUNDIAL

Aunque la proporción de pacientes hipertensos (prevalencia) varía en las distintas partes de mundo, la hipertensión afecta a todas las regiones del mundo.